a

Lorem ipsum dolor sit amet, conse ctetur adip elit, pellentesque turpis.

Image Alt

Radiant English Academy

  /  paltalk espa?a   /  Presuntos culpables. Un Gobierno a la deriva, a merced sobre un partido totalitario, promueve una ley contra la mitad de la poblacion.

Presuntos culpables. Un Gobierno a la deriva, a merced sobre un partido totalitario, promueve una ley contra la mitad de la poblacion.

Presuntos culpables. Un Gobierno a la deriva, a merced sobre un partido totalitario, promueve una ley contra la mitad de la poblacion.

Lo De ningun modo visto. La ley del ‘solo es si es si’ permite del varon un presunto culpable, lo intenta igual que a un capacidad atacante sexual. ?Que fue sobre la presuncion sobre inocencia?

Tenemos un partido en Espana que odia a los miembros masculinos. Nunca importa que especie sobre varones sean; los odia por ser hombres. a los hombres sobre derechas y no ha transpirado a los hombres de izquierdas, a las ricos desplazandolo hacia el pelo a las pobres, a los cultos y a los ignorantes, a los jovenes y a las viejos, a los morenos desplazandolo hacia el pelo a los rubios, a los solteros, casados, divorciados y viudos. Las odia a todo el mundo, falto distincion, por acontecer varones. Ese partido seri­a Unidas Podemos.

Este partido controla cinco ministerios en el Gobierno de mi estado. Alguno sobre ellos, el de la supuesta Igualdad, a cuyo cara esta una mujer que debe su cargo a un adulto, ha promovido una ley que, basada en los postulados sobre un feminismo taliban desplazandolo hacia el pelo analfabeto, convierte al adulto en un residente de segunda indole. La jurisprudencia sobre Garantia Integral de la liberacii?n Sexual o la normativa ‘del solo seri­a si es si’, tal igual que la llaman las promotoras, consagra la presuncion de culpabilidad de el hombre e invierte la atadura de la prueba en el proceso penal. El adulto seri­a responsable, fuera de que se demuestre lo contrario.

Cuando esta norma demencial, ascendencia sobre miles sobre pleitos que acabaran en juzgados al borde del colapso, se apruebe en el Senado, el hombre sabra lo que le espera. Existira sobre interiorizar que por el hecho de serlo, por su naturaleza masculina, es un acontecer despreciable asi­ como temible, un posible asaltante sexual, un violador siempre encubierto que merece la condena penal asi­ como la castracion social. Esto es una reverso de tuerca a la jurisprudencia contra la furor sobre Genero, tan necesaria igual que mal planteada, que consagro un desigual clase sobre pena Conforme el sexo del asaltante. El Constitucional, sometido a furibundas presiones politicas, convalido aquel colosal desproposito. Luego de aquello, ?quien puede confiar en la igualdad juridica en Espana?

Engendro normativo sobre la senora Ceaucescu

La ley promovida por el partido odiador sobre varones acabara volviendose en contra sobre demasiadas feministas que jalean desplazandolo hacia el pelo aplauden la norma sectaria asi­ como propia de un Gobierno totalitario desplazandolo hacia el pelo fisgon que aspira a meter las narices Incluso en la cama. Se volvera contra ellas porque esas chicas son madres, tias o abuelas sobre varones que seran condenados —en bastantes casos de modo injusta— cuando se les aplique el engendro normativo de la senora Ceaucescu. Y no ha transpirado por lo tanto se daran cuenta sobre que parieron un monstruo que se les escapo de las manos. En estas adversas circunstancias solo junto a confiar en la valentia de un punado sobre jueces asi­ como en la pericia de determinados abogados Con El Fin De mitigar el deterioro social que se nos viene encima.

“Hay que denunciar a toda tipo sobre manadas, no solo a las sevillanas, ademas a las magrebies, paquistanies y no ha transpirado suramericanas”

Ninguna cosa sobre lo que acabo sobre afirmar deberia acontecer entendido como la proteccii?n de la furor machista, ni igual que un tanteo de banalizar un impedimento muy grave. Al opuesto; Tenemos que atacar con sana a quien mata, agrede, humilla asi­ como margina a las chicas; Existen que denunciar a toda especie de manadas, no solo a las sevillanas, ademas a las magrebies, paquistanies y suramericanas.

Sin embargo las millones sobre hombres que residimos en este estado no somos culpables de que la minoria sobre varones violen o asesinen a mujeres. Tampoco somos responsables de lo que hacen nuestros tatarabuelos. Un hijo Jami?s es responsable de lo que efectue un padre. Cosa bien distinta es que tomemos conciencia activa en la guerra por la igualdad real entre hombres desplazandolo hacia el pelo hembras (porque es evidente que todavia estamos lejos de la novia), sin embargo sin caer en el sectarismo y no ha transpirado el odio del partido que indulta a chicas secuestradoras sobre ninos, igual que la tal Maria Sevilla.

Divide a los espanoles y los venceras

Lo que sucede en Espana no lo hubieramos imaginado ni en la peor de estas pesadillas. El ultimo exponente es esta jurisprudencia perpetrada contra hasta una fraccii?n sobre la colectividad. No obstante no junto a extranarse de ello porque la criterio nace de un Gobierno que ha ya que lo mejor de si igual en distribuir y no ha transpirado carear a las espanoles: a jovenes contra ancianos, a hombres contra hembras, a empresarios contra trabajadores, a padres contra hijos. Esa seri­a su vigor, desplazandolo hacia el pelo asi va a continuar siendo mientras conserve el permitirse.

En esti­o, con todos las riesgos de la estacion, la normativa de la senora Ceaucescu entrara en vigor, con la consiguiente amenaza Con El Fin De millones de varones. Por eso me atrevo a haceros una humilde peticion: sed prudentes asi­ como evitad, en lo factible, meteros en lios. No tratad con desconocidas y, En Caso De Que lo haceis, todo el tiempo en lugares publicos, a la mirada sobre testigos. Mantened la distancia de seguridad, tambien en todos estos casos. Vigilad la mirada por motivo de que puede ser considerada un acto lascivo. Y si os llaman a las urnas pensad que hay un partido que trabaja falto reposo para encontrar vuestra quiebra asi­ como desgracia. Ese partido en decadencia —conviene recordarlo la oportunidad mas— seri­a Unidas podri­amos. Varones de Espana, ?vais an elegir a vuestros verdugos?